Microsomía hemifacial: El síndrome de 1er y 2do arco branquial puede tener un amplio espectro de manifestaciones sin constituir una emergencia en el periodo de recién nacido. Presentan hipoplasia variable de la mandíbula, maxilar superior, zigoma, malformación del pabellón auricular (microtia), macrostomía, atrofia de tejidos blandos, parálisis facial y en algunos casos microorbitismo y/o displasia orbitaria.

La cirugía correctora de la macrostomía se realizará durante el 1er año de vida y el alargamiento mandibular alrededor de los 3 años.

Se debe considerar que la hipoplasia de rama y/o cuerpo mandibular va generando una alteración secundaria en el crecimiento vertical del maxilar, por lo que en la medida que el niño crece se produce una inclinación del plano oclusal cada vez mas evidente. Cuando la hipoplasia mandibular es muy severa puede manifestarse como obstrucción de la vía aérea retrofaringea que deberá manejarse con cambios posturales del niño o la realización de una distracción ósea para elongación de la mandíbula lo que alivia la obstrucción.

En casos de asociación a otras malformaciones en la columna cervical, renales, existencia de quiste epibulbar, microftalmia se habla de Síndrome de Goldenhar.

Comentar

Debes estar ingresado para dejar un comentario.