Las orejas aladas son aquellas que no presentan el pliegue que permite que la oreja vaya hacia atrás paralela a la mastoides (hueso del cráneo). Esta anomalía puede darse en una o ambas orejas, y hace que éstas tengan una gran proyección, ya sea parcial o de la oreja completa.

En Chile entre el 3% y el 6% de los niños sufren de este problema. De ellos, aproximadamente un 50% tendrá a los 10 años algún compromiso psicológico (inseguridad, problemas de autoestima). Para evitar esto, se recomienda corregir esta anomalía a tiempo, antes que el niño sea objeto de burlas o se haga demasiado consciente de este problema hasta convertirlo en un complejo. La doctora Carmen Gloria Morovic explica que con una operación ambulatoria se puede atajar a tiempo una pequeña alteración que, de lo contrario, podría convertirse en un problema mayor.

– ¿Cómo este defecto puede llegar a influir en un niño?

La mayor proyección de las orejas hace que éstas parezcan más grandes y sean muy evidentes, lo que obviamente atrae las miradas de los otros niños. Es frecuente que estos pacientes reciban apodos y se burlen de ellos: orejas de Dumbo, orejas voladoras, orejones, son sobrenombres frecuentes que van menoscabando la autoestima de los afectados. En muchos casos ha llegado a la necesidad de cambio de colegio o de curso, ya que los niños mortificados por las burlas frecuentes no quieren asistir a clases.

– ¿Son efectivos los tratamientos con vendas, telas, etc?

Esta anomalía no se puede prevenir ni contener con el uso de vendas o parches, ya que esta alteración de la forma viene determinada genéticamente y en la medida que la oreja crece se hará más evidente el defecto. La única manera de corregir efectivamente este problema es mediante una cirugía.

– ¿En qué consiste la cirugía?

Consiste en recrear el pliegue ausente, mediante el desgaste del cartílago de la oreja (nunca seccionándolo), y en la fijación en una posición tal que se proyecte hacia atrás, logrando una forma y disposición normal.

– ¿Cómo es la recuperación?

La cirugía se realiza generalmente como cirugía mayor ambulatoria (con anestesia general), con alta el mismo día de la operación. No tiene mayores molestias si se siguen las indicaciones de reposo relativo y analgésicos. En mi caso, les dejo un vendaje que cubre ambas orejas por 48 horas.

– ¿A qué edad se recomienda operar?

La edad ideal para corregir este defecto es alrededor de los 6 años, ya que a esta edad está prácticamente finalizado el crecimiento de la oreja y por lo tanto la cirugía es definitiva. Cuando se hace antes de esta edad (solo en casos muy justificados por razones emocionales) existe el riesgo que el defecto tienda a repetirse en la medida que crece la oreja.

– ¿Me cubren la isapres?

Sí. La cobertura en la Isapre corresponde plenamente, ya que se trata de una cirugía correctora de un defecto congénito y dependerá del tipo de plan, como cualquier otra patología. Las excepciones corresponden a pacientes que se han cambiado de Isapre recientemente y no cumplen con los requisitos de pre existencia.

 

Más sobre orejas en asa

 

Comentar

Debes estar ingresado para dejar un comentario.