Para lograr los mejores resultados es fundamental elegir al profesional correcto, para lo cual se sugiere considerar:

  1. Formación sólida en la sub especialidad, con reconocimiento de Universidades, Conacem y/o Ministerio de Salud.
  2. Experiencia y manejo en la patología pediátrica del recién nacido, niño y adolescente. Es indispensable que el profesional este inmerso en un hospital o institución pediátrica, realizando cirugías en forma permanente para lograr la expertise necesaria que garantice buenos resultados. De acuerdo a criterios de la Academia Americana de Pediatría el cirujano plástico pediátrico debiera dedicar al menos el 50% de su ejercicio profesional al tratamiento de pacientes pediátricos. Usted debe preguntar al cirujano cuantas intervenciones ha realizado en niños el ultimo mes, un cirujano plástico pediátrico activo, opera entre 20 y 50 niños al mes.
  3. Tener publicaciones científicas sobre el tema. La publicación de artículos en revistas importantes nacionales o internacionales dan fe de un trabajo científico serio que ha sido seleccionado y analizado por expertos en la materia.
  4. Labor docente en universidades y participación como profesor invitado en cursos y congresos es un reconocimiento de los pares como experto capaz de enseñar a otros profesionales.

Comentar

Debes estar ingresado para dejar un comentario.